Estas son las seis zonas erógenas de las mujeres que debes conocer
Connect with us

Hombre & Mujer

Estas son las seis zonas erógenas de las mujeres que debes conocer

Publicado

on

Zonas erógenas de la mujer - ACN
Compartir

La mayoría de las personas piensa que los genitales es la única zona erógena del cuerpo, pero no es así. De hecho, también se puede llegar al orgasmo estimulando otras partes del cuerpo.

La anatomía de la mujer es un universo de zonas erógenas que no todo el mundo ha descubierto aún. En muchas parejas, el propio coito resulta en ocasiones placentero únicamente para el hombre, pero la mujer guarda rincones desconocidos que provocan mucho placer. La zona pélvica no es la única en la que la mujer se siente excitada, sino que existen otras muchas partes del cuerpo donde conseguirás que ella sienta placer.

Más allá del clítoris: las seis zonas erógenas de las mujeres que debes conocer

Los labios (de la cara), el clítoris, la vagina, los pezones… sabemos que eso es ir a tiro hecho, y que si llevas ya tiempo con una mujer sabes perfectamente cómo estimularlos para que ella alcance el orgasmo o avance en el camino.

La zona interior de la muñeca

La muñeca, y especialmente su interior, es muy sensible y puede llegar a ser muy excitante. «Tiene muchas terminaciones nerviosas. Está justo en el punto en el que el cuerpo comienza a volverse más íntimo», afirma Kate McCombs, educadora sexual y fundadora de Sex Geekdom, que recomienda tocarla suavemente al principio, permitiendo que la pareja se percate de que la estás rozando sensualmente para excitarla.

 La nuca

«Los besos en el cuello casi siempre son excitantes» dice McCombs. De hecho, según un estudio de la revista Cortex, las mujeres eligieron esta zona erógena por encima de los senos y los pezones. «Es una zona muy sexy porque es vulnerable», añade la experta, que sugiere comenzar por los lados del cuello, besarlo y tocarlo suavemente con los dedos.

Los párpados

Lamer y besar los párpados refuerza la conexión con la pareja. «Besa suavemente sus mejillas; recorre su rostro y llénalo de besos. Mezcla la pasión y la ternura, comenzando primero con besos suaves por estas zonas erógenas femeninas», recomiendan desde Tu Guía Sexual.

Las orejas

Las orejas tienen muchas terminaciones nerviosas, por eso son otra zona erógena a tener en cuenta. Los expertos recomiendan explorarlas con los dedos y la lengua y morder los lóbulos, siempre y cuando no metamos la lengua directamente en el conducto, ya que es molesto.

Detrás de la rodilla

«Es otra área con terminaciones nerviosas donde no nos tocan a menudo», dice McCombs. «Tocar la parte de atrás de las rodillas y llegar hasta los muslos es íntimo y te acerca a la atracción principal», añade la experta a WebMD.

Los pies

Ojo con este punto, pues hay mujeres que realmente odian que les toquen o besen los pies. A otras, en cambio, les encanta y les provoca una excitación enorme. Puedes tocarlos suavemente y lamerlos después, pasando la lengua entre los dedos para después metértelos en la boca.

ACN/ La Vanguardia

No dejes de leer: Estos son los mitos más famosos sobre la sexualidad

Infórmate al instante únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

 

Hombre & Mujer

Aprende cómo hacer un delicioso brócoli gratinado en solo seis pasos

Publicado

on

Brócoli gratinado - ACN
Compartir

El brócoli es uno de los alimentos más populares por sus múltiples propiedades y versatilidad a la hora de cocinarlo. Destaca su elevado aporte de vitaminas, minerales y fibra, así como por sus pocas calorías. Por todo ello, incluirlo en nuestra dieta está más que recomendado.

El brócoli gratinado es una guarnición sabrosa, es muy sencillo de preparar, lleva pocos ingredientes y es ideal para variar nuestro menú culinario y darle un gusto al paladar.

INGREDIENTES:

1 brócoli.

150gr de queso rallado.

2 cucharadas soperas de mostaza.

Sal al gusto.

Pimienta negra.

PREPARACIÓN DEL BRÓCOLI GRATINADO:

Lava y separa bien los ramitos del brócoli. Luego cocínalos en agua hirviendo con una pizca de sal, a fuego fuerte, durante 5 o 10 minutos.

Para finalizar la cocción y retirarlos del fuego, mételos en un bol con agua fría.

Precalienta el horno a 180 ºC, y activa la función de «grill» si la tiene.

Escurre bien el brócoli y ponlo en una bandeja de horno.

Agrégale por encima la mostaza y esparce el queso rallado, un toque de sal y la pimienta negra en caso de que te guste. Puede usar la pimienta recién molida o en grano.

Deja gratinar durante unos 10 minutos, hasta que veas el queso doradito.

¡Y listo! Luego servir para que puedas lucirte con tus comensales. ¡A disfrutar!

ACN/ Caraota Digital

No dejes de leer: ¡Fácil y rápido! Croquetas de pollo para un fin de semana diferente

Infórmate al instante únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

Seguir Leyendo

Suscríbete a nuestro boletín

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído

Copyright © 2017 Agencia Carabobeña de Noticias c.a.