Por lo menos 78% de los niños han desertado de las escuelas | ACN
Connect with us

Nacional

Por lo menos 78% de los niños han desertado de las escuelas

Publicado

on

niños han desertado de las escuelas- acn
Foto: Cortesía.
Compartir

A través de un informe técnico realizado por los miembros de la organización no gubernamental Funda Redes; determinaron que el 78% de los niños han desertado de las escuelas.

El estudio aplicado en todo el territorio nacional, se fundamenta en el alto porcentaje de deserción escolar; registrado por varios motivos y que llega a una cifra asombrosa del 78%, informó Javier Tarazona, director general de Funda-Redes.

Ante esta realidad señaló, que de los escolares que aún quedan inscritos; «al menos 66% no asisten regularmente a las aulas, situación que sumada a 75% de abandono de los puestos de trabajo; por parte de sus padres o representantes, evidencian un escenario histórico de crisis en el sistema educativo venezolano».

Niños han desertado de las escuelas

El también profesor explicó, que la situación de que los niños han desertado de las escuelas; es el resultado de la aplicación de 5 mil 73 encuestas, en 3 mil 44 instituciones educativas.

Relató, que esos resultados son parte de un gran trabajo, realizado en conjunto; con integrantes de Proyecto 860, Movimiento Vinotinto y Fundación Andrés Bello.

En este sentido, Tarazona precisó, que hasta la actualidad más de 130 mil niños salen de Venezuela; con la intención de estudiar en Colombia, debido a que las escuelas venezolanas, principalmente en las zonas fronterizas; «no ofrece las condiciones adecuadas».

Asimismo recordó, que al inicio de septiembre, Funda-Redes presentó su informe número 12; «donde se refleja la precariedad que tienen que vivir más de 9 mil niños que cruzan la frontera a diario para ir a estudiar a Colombia; exponiéndose a toda clase de riegos».

«Compleja emergencia humanitaria»

Que los niños hayan desertado de las escuelas, también es a consecuencia según el director de Funda-Redes; de la compleja emergencia humanitaria que vive Venezuela.

Aseguró, que ésta se ve reflejada en las carencias y precariedad de los servicios públicos como electricidad; agua potable, gas doméstico, transporte público y falta de dinero en efectivo; «los cuales siguen hundiendo al pueblo y a las familias en general, a niveles de pobreza aterradores», lamentó.

Entonces, es evidente que los mencionados problemas, han impactado de manera notable en el «desmejoramiento de la calidad de vida del venezolano, y por supuesto; en que los niños han desertado de las escuelas y los docentes de las aulas de clases«, puntualizó.

En el caso de los educadores en todos los niveles, las cifras históricas de ausentismo; «se deben a los bajos sueldos de apenas 2 dólares mensuales, el cual vale resaltar que no les alcanza para cubrir los gastos mínimos», recordó.

«Clausurada» la educación rural

En el informe también determinaron, que las cifras en materia de educación rural; son igual de alarmantes, pues revelan que prácticamente está clausurada porque los niños han desertado de las escuelas, indicó Tarazona.

Durante las entrevistas, los investigadores corroboraron también, «que la infraestructura está en total abandono; los niños y adolescentes se dedican a otras actividades para ayudar al sustento de sus familias; y no hay forma de trasladar a los profesores a los respectivos centros rurales».

Además de ello precisaron, que «sí en los centros urbanos no hay docentes especialistas; no hay laboratorios de física, química, biología y computación, en los rurales la situación es aún peor».

El director de Funda-Redes, indicó que el informe técnico completo sobre Consulta Educativa en Venezuela; está disponible para todo público en el sitio web www.fundaredes.org y tienen acceso a el a través de las las redes sociales de la organización.

ACN/El Carabobeño/Foto: Cortesía

Lee también: Bachelet asegura que las Faes persisten con las ejecuciones extrajudiciales(Opens in a new browser tab)

Nacional

ELN, grupos armados y militares dueños del Arco Minero

Publicado

on

Compartir

Américo De Grazia, diputado de la Asamblea Nacional, aseguró que la explotación ilegal de minerales abarca, en la actualidad, el 50 % del territorio nacional, pues hay presencia de ella en los estados Delta Amacuro, Bolívar y Amazonas. El Arco minero, un atentado contra el derecho humano a un ambiente sano, señala Provea.

El Arco minero del Orinoco; una crisis de la que pocos hablan en Venezuela.

El presidente de Ecopráticas, Fernando Jáuregui, afirmó que Venezuela se sitúa entre la segunda y tercera posición de los países con mayor desforestación en América Latina | Foto: AFP

Corrupción, grupos venezolanos armados, guerrilla colombiana, complicidad de la Fuerza Armada Nacional, explotación laboral y hasta sexual envuelven al Arco Minero.

Nicolás Maduro decretó ese territorio como Zona de Desarrollo Estratégico Nacional Arco Minero del Orinoco en febrero de 2016, una idea que había anunciado el fallecido presidente Hugo Chávez en 2011.

El régimen levantó ese plan como un intento por conseguir recursos ante la caída de la producción petrolera, que por décadas sostuvo a Venezuela. El oficialismo busca con el proyecto aprobar y certificar 8.900 toneladas en reservas de oro hasta 2025.

Sin embargo, la explotación del Arco Minero del Orinoco avanzó sin que se hayan realizado los estudios de impacto sociocultural o ambiental necesarios.

Un video documenta la destrucción del Arco Minero del Orinoco

Un indígena del Amazonas, que pidió conservar el anonimato, afirmó que los aborígenes se han visto afectados en diferentes ámbitos por la minería ilegal en esa zona.

Precisó que la mayoría de los nativos ha abandonado sus comunidades para buscar beneficios económicos en ese proyecto. Pero la realidad con la que se ha encontrado es totalmente diferente a la que se imaginaba.

Dijo que los indígenas son explotados laboralmente y en el caso de los jóvenes, hasta sexualmente.

“Es un ciclo. Ellos gastan mayor recurso yendo a la minería ilegal, pero la alimentación y todo se queda por allá. Los indígenas cuando regresan a sus casas, vuelven sin nada. Más bien han dejado a la familia, a su esposa, al hogar dividido y consiguen a su otra pareja por allá”, explicó.

Presencia del ELN

El indígena resaltó que personas de otras nacionalidades también practican la minería ilegal, que tratan de quitarles territorio “bajo la autoridad del Estado”.

“Primero entran ofreciendo ayuda, pero cuando se dan cuenta, la autoridad de toda la zona la ejercen grupos guerrilleros como el ELN. Ellos tienen sus ‘autoridades’ distribuidas con las que manejan un sistema de cómo funciona la minería ilegal. Trabajan en conjunto con militares venezolanos, se apoyan y se benefician de los recursos que se sacan de ahí”, develó.

Añadió que 95% de los minerales extraídos del Arco Minero se lo lleva el Ejército de Liberación Nacional, bandas armadas y militares venezolanos. Según el indígena, las personas que trabajan en la minería ilegal no pueden comentar con el mundo exterior cómo se maneja ese negocio dentro del Amazonas, pues sienten temor de que tomen represalias contra ellos o de sus familias.

También reveló que los medicamentos que llegan a Puerto Ayacucho van destinados a la minería ilegal porque se comercian en oro.

“A las autoridades de la salud les conviene más hacer negocios que salvar vidas. Todo se mueve en oro en esa ciudad. Antes era secreto, nadie hablaba de eso. Pero ahora los militares y todas las autoridades saben y se benefician de ese sistema”, recalcó.

Esquema de explotación

El presidente de Ecopráticas, Fernando Jáuregui, describió el esquema de participación y responsabilidad que tiene cada grupo en la actual explotación de minerales en el Arco Minero del Orinoco.

Ese sistema estaría encabezado por el Estado que ha otorgado concesiones a transnacionales de minería, e incluso a compañías que Chávez le revocó la concesión, como Gold Reserve; luego, por los denominados mineros artesanales que trabajan por su cuenta; después, por los llamados empresarios de mediano tamaño que trasladan grandes bombas de agua y de gasolinas para que succionen la tierra del fondo del río, que son los que más afectan a la naturaleza; y, por último, por un grupo cívico-militar que se encuentra encargado de controlar y comerciar todo lo referente al oro.

“Están los que se llaman los pranes del oro que son organizaciones civiles mafiosas como las que hay en las cárceles. También integran un conjunto cívico-militar porque hay elementos de la Guardia Nacional Bolivariana y del Ejército que están involucrados en el manejo y protección del desastre ambiental que se está haciendo allá”, indicó.

Provea: Arco minero atenta contra el derecho humano a un ambiente sano

Precisó que aunque no pueda confirmar la presencia de guerrillas colombianas en la zona, sí ha conocido innumerables denunciar al respecto. Sobre todo que el ELN se ha adueñado de territorios donde ni siquiera funcionarios de la Fuerza Armada Nacional pueden ingresar.

Amplió que el Banco Central de Venezuela compra parte del oro que proviene de esa explotación ilegal para usarlo en el gasto fiscal de la nación.

«Con ese oro que llega al BCV se está destruyendo una de las reservas de aguas más fructíferas no solo de Venezuela, sino del continente», advirtió.

Rutas de tráficos

Jáuregui sostuvo que solo una porción mínima del oro de la minería ilegal llega al BCV, pues la mayoría se trafica a islas de la región. Como es el caso de Curazao que, asegura, es uno de los más grandes exportadores de ese mineral cuando no existen minas en ese territorio.

“Lo que está pasando entonces es que ese oro ilegal que sale de Venezuela llega a Europa a través de esa colonia holandesa. Posiblemente hay otras islas involucradas… Muchas de este oro termina en las arcas de bancos internacionales en Holanda, Inglaterra y Francia. Lugares que son parte del mismo sistema financiero que crítica el gobierno”, insistió.

Impacto a la biodiversidad del Amazonas

Jáuregui considera que Venezuela posee la mejor parte de la Amazonía. Sin embargo, el Arco Minero que se ubica en el sur del Orinoco ha traído efectos devastadores a la biodiversidad.

“Aunque no echa humo como los incendios que devastaron la Amazonía en Brasil y en Bolivia, aquí la cifra de deforestación es casi tan alta, pero silenciosa porque no es visible”, advirtió.

Manifestó que aunque es difícil saber la dimensión exacta del daño que la minería ilegal ha causado en la zona, Venezuela se sitúa entre la segunda y tercera posición de los países con mayor deforestación en América Latina.

Minería ilegal en Las Claritas, estado Bolívar. Fotos: Google Earth

“El problema es que más allá de la destrucción que se puede ver, se está generando una cantidad de residuos de tierra y de químicos como son el mercurio y el cianuro en la aguas que continúan destruyendo la diversidad”, alertó.

Los ríos que pasan por el Arco Minero del Orinoco son dragados por los mineros artesanales, que utilizan mercurio o cianuro, elementos que envenenan el agua potable de la región.

El Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente señala que no existe cura o nivel de exposición seguro para el envenenamiento con mercurio, que puede causar daños irreversibles neurológicos y de salud.

Efectos en la población venezolana

Aseguró que las comunidades indígenas se han visto afectadas por diferentes razones: “La primera es que existe un alto porcentaje de mercurio que ha contaminado los ríos donde pescan y toman agua; la segunda es la agresión directa por parte de mineros e incluso de miembros de la FAN y la guerrilla colombiana; la tercera es que en muchos casos han tenido que desalojar sus zonas para protegerse de todas esas cosas; la cuarta es que son los primeros afectados por la parte ambiental, pues no solo se están envenenando con mercurio, sino que sus sitios de cazas están mermando”.

Las principales comunidades en recibir el impacto ambiental son las que se encuentran situadas en el estado Bolívar, luego las etnias waraos que están ubicadas a lo largo del Delta del Orinoco y, por último, el Caribe, pues el agua de ríos venezolanos desemboca ahí, de acuerdo con el especialista.

“Esto puede llegar a afectar incluso a islas como Trinidad y Tobago, que están tan cerca de nosotros. Además de lo cívico, la deforestación a esta escala es tan grande que acelera el cambio climático”, recalcó.

Propagación de la minería ilegal

El diputado de la Asamblea Nacional Américo De Grazia aseguró que la minería ilegal ya no solo ocupa 12% del territorio nacional, sino que en la actualidad abarca 50%.

El decreto N° 2248 publicado en Gaceta Oficial de 24 de febrero de 2016, establece en el artículo 2 que la delimitación del Arco Minero del Orinoco es de 111.843,70 km².

Arco minero del Orinoco: una crisis de la que pocos hablan en Venezuela

Un territorio más grande que países como Cuba, con 110.860 km²; Guatemala 108.889 km²; Corea del Sur 100.210 km²; Emiratos Árabes Unidos 83.600 km²; Irlanda 70.273​ km²; y Portugal 92.090​ km².

El parlamentario indicó que ese 50% en el que se ha propagado la explotación ilegal de minerales corresponde a los estados Delta Amacuro, Bolívar y Amazonas.

«Si se divide a Venezuela en dos grandes pedazos, estos tres estados equivalen a más de 50% del territorio nacional. En todas ellas hay actividad minera, extractivista y se originan todos los desastres ecológicos que ya hemos venido denunciando en otras ocasiones», dijo.

Por último, aseguró que el ELN está vinculado con los militares venezolanos en todo lo relacionado con la minería ilegal.

«Aquí no se hace absolutamente nada si la élite militar venezolana no la avala con su complicidad. Hemos dicho incluso que no hay lealtad, sino sociedad entre la élite militar y el régimen chavista y madurista, porque esto no lo inició Maduro, sino Hugo Chávez», finalizó Américo De Grazia.

AN/@esgabysaavedra

Seguir Leyendo

Candy Crazy

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído