Cavidea presentó siete líneas para reactivar el aparato productivo | ACN
Connect with us

Economía

Cavidea presentó siete líneas para reactivar el aparato productivo

Publicado

on

cavidea- acn
Foto: cortesía.
Compartir

Representantes de la Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos (Cavidea), presentó en la asamblea anual de Fedecámaras; un grupo de acciones para lograr reimpulsar el consumo de alimentos y reactivar el aparato productivo nacional.

Al tiempo precisó, que estas propuestas permitirían generar empleos estables; contribuir a la recaudación de impuestos y recuperar las cadenas agroproductivas de Venezuela.

A lo largo de los últimos años, Cavidea ha planteado varias alternativas para defender y rescatar lo «Hecho en Venezuela»; y actualmente la industria está lista para hacerlo realidad.

Lo hecho en Venezuela es posible

«Lo Hecho en Venezuela es totalmente posible, y además es una necesidad que no debe postergarse más; porque de eso depende el futuro de todos los venezolanos. Un país con una industria nacional fuerte, es un país capaz de alimentar a sus ciudadanos; darle empleo estable a su gente y generar recursos para pagar lo que no es capaz de producir nacionalmente», afirmó Manuel Felipe Larrazábal, presidente de Cavidea.

En este sentido, Larrazábal  señaló que el país necesita una política audaz de recuperación del poder adquisitivo de los ciudadanos; la cual permita impulsar el consumo y reactivar al sector productivo en general.

Las siete líneas de Cavidea

El equipo de la cámara, presentó nuevas líneas de acción basadas en la realidad actual del país; las cuales Larrazábal detalló como recuperar el ingreso real de los venezolanos y asistencia focalizada en los grupos vulnerables.

Además, reactivar el aparato productivo nacional y el tejido comercial del país; mediante la recuperación de la confianza en el país y la promoción de la inversión pública y privada.

También, entre los otros aspectos planteados por Cavidea, se encuentran recuperar los servicios públicos; como la luz, agua, salud, combustible y trámites a través de planes focalizados para la cadena agro-productiva. De igual manera, restaurar la producción agrícola nacional en rubros donde Venezuela es competitiva.

Asimismo, atender el problema de la deuda comercial adquirida con los proveedores internacionales; durante el control de cambio y tener acceso al financiamiento en bolívares mediante la banca privada.

Por otra parte, eliminar controles que retrasan y encarecen las labores de producción y comercialización; así como, defender lo “Hecho en Venezuela”, que genere fuentes de empleo estables y es lo que prefieren los venezolanos.

A pesar de… se tiene la capacidad

«A pesar de la actual crisis económica y de una contracción sin precedentes de la actividad productiva del país; el sector agroindustrial venezolano tiene la capacidad de atender la demanda de alimentos del país; y responder muy rápido a un incremento en los niveles de consumo, si se toman las medidas correctas”, aseguró Larrazábal.

De la misma manera, destacó que el sector privado posee la capacidad de atender la demanda actual y futura; así como a contribuir a la reactivación de las cadenas productivas.

En este orden de ideas, Cavidea consideró que esta políticas económicas que han perjudicado gravemente la viabilidad de la industria agroalimentaria, no deben extenderse.

«Desde la industria de alimentos confiamos en que todas estas propuestas; sean articuladas a la brevedad por el bienestar de la población venezolana…», manifestó Larrazábal.

ACN/Nota de prensa/Carabobo es Noticia/Foto: Cortesía

No dejes de leer: Delincuentes se llevaron comida del programa Olla Solidaria en la iglesia Inmaculada

Economía

Cena navideña a duras penas en Venezuela

Publicado

on

Compartir

La temporada decembrina está íntimamente ligada con la realización de platos típicos;  como hallacas, ensalada de gallina, pan de jamón;  y, en algunos casos, panettones, en la mente de todos los venezolanos. En Navidad es común que las personas busquen embellecer sus hogares;  con pinos, guirnaldas y luces, decoraciones alusivas a estas fechas.

Las tradicionales hallacas y las decoraciones forman parte de la identidad del venezolano. El costo para elaborar el plato típico navideño y para adornar el hogar;  sobrepasa  por mucho el monto del salario mínimo mensual; aproximadamente unas diez veces.

Durante muchos años el acceso a esas populares comidas;  que han formado parte del ADN de los venezolanos;  estuvo fácilmente al alcance de gran parte de la población hasta en los hogares con menos recursos. La agudización de la crisis económica de 2016 hasta los primeros meses de 2019;  hizo que los ingredientes escasearan. Sin embargo, en esta época del año se puede observar su disponibilidad en los anaqueles; pero a precios elevados y en dólares. Pese a esto, la ciudadanía no claudica en su intento de mantener viva su tradición.

El precio de celebrar la Navidad en Venezuela

Elaborar la popular hallaca luce complicado para muchas familias. Su variedad de ingredientes supone un costo muy superior al salario mínimo mensual estipulado en Bs. 150.000. Para elaborar el elemento central, la masa;  una familia debe destinar aproximadamente Bs. 80.000, pues solo el precio de la harina de maíz precocida varía entre Bs. 36.000 y Bs. 40.000;  según se pudo constatar durante un recorrido realizado por diversos mercados de Caracas. A ello habría que sumarle el monto invertido en la compra del aceite (y/o tocino);  además del onoto para colorear la masa.

A diferencia de otros años;  donde el desabastecimiento hacía difícil preparar los platos típicos de diciembre;  los establecimientos comerciales lucen repletos de productos durante estas navidades.

En cuanto al envoltorio, un paquete de hojas de plátano para 25 hallacas;  puede costar hasta Bs. 70.000.

Al detallar la lista de ingredientes que conforman el guiso;  los costos continúan incrementándose. El kilogramo de aceitunas y uvas nunca es menor a Bs. 150.000 y Bs. 135.000 respectivamente; mientras que la carne res, el cochino y el pollo tienen un precio por kilogramo que oscila entre Bs. 105.000 y Bs. 150.000.

Productos como el ají dulce, cebollín, ajo, cebolla, ajoporro, perejil, cilantro y pimentón;  tienen precios que varían entre Bs. 14.000 (como el caso del ají) hasta los Bs. 50.000 bolívares que puede llegar a costar un envase de ajo de 210 gramos.

El pan de jamón

Otro de los platos que tradicionalmente se encuentra en la mesa de los venezolanos;  durante la época decembrina es el pan de jamón. Su precio varía entre los Bs. 380.000 y Bs. 450.000 en el caso de aquellos que solo tienen jamón de pierna, uvas pasas y aceitunas; mientras que los hojaldrados con tocineta, jamón, queso crema, pasas y aceitunas;  pueden tener un valor superior a los Bs. 700.000.

“Hoy vino uno de los proveedores y me dijo que el kilo del jamón;  había subido de Bs. 135.000 a Bs. 250.000.  Casi el doble”, informó el dueño de una panadería ubicada en el municipio Libertador de Caracas. Aseguró, además, que este año solo venderá panes de jamón;  a aquellas personas que lo soliciten y paguen con anticipación.

El comerciante comentó que se ha convertido en algo cotidiano recibir dólares;  como medio de pago, especialmente para cancelar compras como las de los panes de jamón cuyo precio es elevado.

La ensalada de gallina la más barata

Una alternativa a este producto puede ser la ensalada de gallina, pues su preparación solo requiere de cinco ingredientes con precios relativamente económicos;  papas (Bs. 20.000), pollo (Bs. 70.000), zanahorias (Bs. 22.000), mostaza (Bs. 20.000) y mayonesa (Bs.65.000).

Un postre asociado a la navidad;  pese a no ser de origen venezolano, es el panettone. Dependiendo de si es de origen nacional o importado, tamaño y marca;  puede valer desde Bs. 80.000 (aquellos clásicos con chispas de chocolate) hasta Bs. 350.000 los rellenos de cremas de diversos sabores.

Un panettone puede costar fácilmente el equivalente a dos meses de sueldo mínimo;  dependiendo de la marca y el tamaño.

Pese a las dificultades los venezolanos se reinventan y utilizan estrategias;  para ser capaces de poner en sus mesas los platos tradicionales durante esta Navidad. Utilizar los ingredientes indispensables para elaborar las hallacas;  elaborar una menor cantidad, o simplemente limitar el plato navideño a una sola hallaca;  son algunas de las soluciones para una parte significativa de la población.

¿Cuánto cuesta decorar en Navidad?

Los pinos, las guirnaldas, las bambalinas y las luces;  deslumbran en las casas durante todo diciembre. La Navidad en Venezuela es una de las épocas más importantes para los ciudadanos. En diversos comercios ubicados en el este de Caracas;  ofrecen una gran variedad de adornos decembrinos en dólares.

Durante un recorrido realizado se constató que los pinos naturales;  pueden costar entre 80 y 150 dólares o el equivalente en bolívares (3.158.000 o 5.772.000);  dependiendo del tamaño; mientras que los pinos artificiales cuestan menos de 100 dólares (3.848.500 bolívares).

Un trabajador de una tienda de pinos naturales aseguró que la venta de árboles;  durante este período navideño ha sido constante. “Viene más gente los fines de semana. No se compara con otros años, pero se sigue vendiendo”, dijo.

Las luces navideñas, dependiendo del modelo (100 o 200 bombillos, en cascada o en malla), pueden costar entre 4 y 10 dólares (157.000 o 394.485 bolívares); las bambalinas, que vienen en paquetes de 6 u 12 (236.910 o 473.820 bolívares), cuestan entre 4 y 8 dólares (157.000 o 315.880 bolívares).

“Lo que más se venden son las luces porque son las que más se dañan”

En el este capitalino el comercio navideño continúa teniendo un gran espacio si se contrasta con el centro de Caracas que, pese a ser muy transitada, su venta de artículos decembrinos se ha visto afectada por la crisis nacional. En los pocos comercios que venden decoraciones todos los precios están expresados en bolívares.

Un paquete de luces de 100 bombillos cuesta entre Bs. 110.000 y 120.000; mientras que las luces en cascada o rodeadas de bambalinas cuestan Bs. 130.000 y 140.000. Las bambalinas de cuatro, seis u ocho unidades tienen un costo que van desde los Bs. 30.000 hasta los Bs. 100.000.

“Vienen algunas personas y se llevan luces o bolitas, pero la mayoría entra, pregunta y se va sin nada”, asegura Jennifer Marcano, vendedora de una tienda en el centro.

Los productos que hay en el negocio donde trabaja Marcano es la que ha quedado de años anteriores. “No podíamos comprar mercancía nueva”, detalla.

Raquel Linares es una de las ciudadanas que ingresó a la tienda y salió sin adquirir nada. Su prioridad en estas navidades es hacer las tradicionales hallacas. “Si compro las luces que necesito descompleto el dinero de la carne y los aliños. Prefiero tener la cena a la casa decorada”, expresó.

La Navidad en Venezuela ha cambiado debido a la crisis, sin embargo, para los ciudadanos que se mantienen en el país sigue siendo fundamental poder compartir una cena decembrina con sus familiares y amigos.

ACN/El Diario/Julián Castillo y María Fernanda González/@jacmosqueda94 y @GonzalezArango_

No deje de leer: Cenas navideñas por 11 salarios mínimos en Venezuela (+ Detalle)(Opens in a new browser tab)

Seguir Leyendo

Candy Crazy

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído