Mafias del oro se apoderan de montañas de Ecuador
Connect with us

Internacional

Mafias del oro se apoderan de montañas de Ecuador

Publicado

on

minería ilegal de oro en Ecuador. ACN
Foto: Agencias
Compartir

Las mafias de oro se continúan apoderando de las montañas de La Merced de Buenos Aires; en el norte de Quito en Ecuador. Los mineros ilegales se han dedicado a explotar a gran escala los terrenos para extraer el mineral.

La agencia de noticias AFP presentó un reportaje, donde indicó que la fiebre del oro también derivó en la formación de barriadas; que entre la bruma difícilmente dejan ver cientos de covachas construidas con madera y plástico para cubrir bocaminas; donde se ofrecen hasta servicios de prostitución y telecomunicación con antenas satelitales.

“Era un trabajo muy duro pero valía la pena por lo que se ganaba”; dice un minero que “ni de chiste” da su nombre ni se deja grabar tras un reciente desalojo masivo del área ocupada; en la que operaban grupos armados según autoridades.

El hombre, de manos toscas y uñas reventadas por los errados golpes del martillo sobre un cincel con el que rompía la roca, agrega: “Nos sacaron, pero el oro es como un imán: atrae lo bueno y lo malo”.

El último episodio en pos del metal brillante sedujo hasta 15.000 personas. Para llegar a ganar unos 150 dólares por día en medio de la nada; los mineros (incluidas familias con niños) picaban el material rocoso que arroja hasta 40 gramos de oro por tonelada.

“Para que sea un buen negocio, hay que obtener entre tres y cuatro gramos de oro por tonelada de material extraído de manera legal; con pago de impuestos, regalías y todo”, señala el experto minero Andrés Ycaza.

minería ilegal. ACN

Los mineros ilegales se han dedicado a explotar a gran escala los terrenos. Foto: Ecuavisa

Mafias del oro en Ecuador

Buenos Aires, con 1.800 campesinos; se transformó con el arribo de inmigrantes desde finales de 2017 para dedicarse kilómetros más adentro a una actividad comparada con la del narcotráfico.

“A medida que fue aumentando la gente fue saliendo el oro. Comenzó a venir gente de Venezuela, Perú, dominicanos, de todo el Ecuador”, contó Germán Fraga, de 50 años.

El vecino de esa población andina señaló que “la comida en las tiendas ya faltaba. Entonces, ellos mismos comenzaban a abastecerse, a traer en camionetas, en lo que podían”. Tal era la cantidad de dinero que circulaba que la bombona de 15 kg de gas de uso doméstico; cuyo precio oficial es de 1,60 dólares, se vendía en las minas a 40.

La situación en esa zona aurífera, parte de una concesión a la australiana Hanrine, obligó hace un mes a la incursión de 2.400 policías y militares; el mayor operativo contra la minería ilegal para desalojar a varios miles de personas, sin que hubiera incidentes.

La minería ilegal pone en riesgo la seguridad del Estado en dimensiones como las del narcotráfico debido a la presencia de mafias de todo tipo.

“El dinero es muy fácil de lavarse, de limpiarse, de manejarse. Lo que vimos en Buenos Aires claramente pone en evidencia eso”; indicó el viceministro de Minas, Fernando Benalcázar.

“Es un negociazo. El gramo de oro actualmente se cotiza entre 40 y 45 dólares”, precisó Ycaza

Con información: ACN/AFP

No deje leer: Policía rusa detiene casi 700 manifestantes opositores en Moscú

Auto Europe Car Rental

Internacional

¡Inhumano! Mujer estuvo secuestrada siete años dentro de un ataúd

Publicado

on

Secuestrada dentro de un ataúd
Compartir

Colleen Stan tenía 20 años de edad, con cabello ondulado y una sonrisa encantadora, cuando fue secuestrada en una especie de ataúd.

La joven pidió la cola para ir al cumpleaños de su novio. Pensó que había tenido suerte cuando una pareja joven; carismática con un bebé, se detuvo para trasladarla.

Pero inesperadamente, Cameron Hooker, de 23 años de edad, y su esposa Janice, se regresaron y la llevaron a la lejana casa donde vivían; en Red Bluff, California, y la dejaron secuestrada en una caja similar a un ataúd, reseñó The Sun.

Sus secuestradores la dejaban debajo de la cama y solo la sacaban cuando querían violarla sexualmente o torturarla.

La golpearon, la quemaron, la azotaron y la electrocutaron. El sujeto la obligó a firmar un contrato en el que se comprometía a ser esclava y la amenazaron; con asesinarla a ella y a su familia si intentaba escaparse.

Secuestrada dentro de un ataúd

“Una voz me dijo que corriera y saltara por una ventana y nunca mirara atrás”; le contó la joven a la revista People. Se trató de un presentimiento que tuvo cuando Hooker; se detuvo en una estación de servicio ese día para que fuera al baño.

Pero se sintió tonta por sus pensamientos y volvió a subir al vehículo.

Fue entonces cuando se percató de algo curioso que estaba a su lado; una caja de madera pesada con un agujero de un lado y con bisagras. Media hora después, el hombre se metió por un camino de tierra. Allí ató y amordazó a Colleen y posteriormente metió su cabeza en el objeto.

Al llegar a casa de la pareja, la sacaron y la colgaron de unas vigas en el sótano con cadenas.

Aún así, Hooker la golpeó y la violó y después tuvo relaciones sexuales con Janice. “Estaba aterrorizada. Janice vio cómo Cameron me torturaba y luego tenían sexo frente a mí. Estaba segura de que me iban a matar”, contó a Closer.

Inicialmente, intentaron meterla en una caja de madera, que resultó ser muy pequeña; así que la dejaban sentada prácticamente 24 horas cada día de la semana.

Luego, la pareja se mudó y el hombre construyó una caja en forma de ataúd y comenzó a encerrar a Colleen; durante 23 horas al día. 

Apenas podía moverse en medio de la oscuridad. Por un pequeño orificio permitían que entrara el aire del ventilador; y cuando hacía demasiado calor tenía prohibido hacer ruido.

El escape

Pero Hooker decidió convertir a Collen en su segunda esposa y Janice; muy molesta, le dejó en claro que entre ellos ya no había nada.

El escape de Colleen ocurrió en 1984, cuando Janice la ayudó a salir y la llevó a una estación de autobuses antes de también huir; con las dos hijas pequeñas que había tenido con Hooker.

Curiosamente, señaló The Sun, que Collen después llamó a Hooker para decirle que lo dejaba y él comenzó a llorar. No denunció su secuestro ni abusos ante la policía; porque tenía las esperanzas de que se reformara.

En cambio, fue Janice la que acusó al hombre ante la policía; culpándolo de secuestro, tortura y del asesinato de una joven que desapareció en 1976.

Ella testificó en su contra y las autoridades le otorgaron inmunidad. El sujeto fue condenado a 104 años de cárcel.

ACN/El Nacional

No dejes de leer: ¡Macabro! Envenenó a su esposo y lo cubrió con pétalos de rosas

Infórmate al instante únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

Seguir Leyendo
Auto Europe Car Rental

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído

Copyright © 2017 Agencia Carabobeña de Noticias c.a.